Papel de chicle – Peisino/ Curutchet

Papel de chicle – Peisino/ Curutchet

Inauguración: Jueves 19 se Septiembre 19.30 hs

Primera Planta: Pablo Curutchet

Segunda Planta: Pablo Peisino

E s p a c i o  R  O  J  O

Galería Nuevo (Pasaje Muñoz 9 de Julio 40 – 1er. y 2do. Piso .Ciudad de Córdoba)

Es un diálogo en el espacio de ROJO- productora de arte entre dos artistas que sin haber compartido demasiada intimidad, ni haber coincido en las experiencias de habitar la misma ciudad, tienen mucho que decirse: Pablo Peisino y Pablo Curutchet.

Ambos gozan de un humor acido y sensible, de la posibilidad de mirar torcido sin perder el estilo. Gozar de buen humor es un don más que agraciado para el resto de los mortales que pueden circular en torno a este lenguaje que filtra las carencias y permite transitar lo cotidiano desde su lado menos imposible.

Hay en ambos una recurrencia al low tec, los materiales blandos y  poco estables, los guiños al comic, los video games, el dibujo desgarrado de la línea efusiva y elocuente; los sujetos animados en el contexto urbano. De todas estas referencias claramente sacamos una imagen familiar, de una actualidad que perfectamente encontramos en nuestra casa, nuestra infancia, nuestro imaginario compartido.

Sin duda esta actualización de las obras a partir imágenes, códigos y materiales que no hacen al mundo del arte, ni de la alta cultura nos da oxigeno; nos da aire para volver a pensar el arte actual sin quedar atrapados en su hermetismo, su lejanía y su estabilidad dentro de un contexto donde nada perdura.

Primera Planta: Pablo Curutchet

El proceso de Curutchet parte de una idea vector  que en general  se basa en lo urbano como soporte, la ciudad como maqueta y el humor como traducción de todo esto en imágenes. Los materiales  varían en función de la obra que busca una simpleza estética y estructural desde donde resuenan ciertos ecos cinematográficos, especialmente del género  de ciencia ficción.

La curaduría, la gestión y las publicaciones compartidas con otros artistas surgen de la  necesidad de pensar un momento y un espacio que estuvo desde sus inicios como artista; su obra individual a veces dialoga y otras se aísla proponiendo un relato sintético y potente producido con materiales precarios y poco estables.

Esta vez su proyecto deviene sobre gráficos de pixel y planos que viene desarrollando hace un tiempo de manera intermitente en papel y video desde donde se apropia de algunos iconos de la historia de los videos juegos generando ciertos guiños a la cultura popular.

Segunda Planta: Pablo Peisino

 Pablo Peisino ha ido construyendo su propio universo atravesado por un espíritu chamaco que no deja de hacer eco de las referencias orientales del cómic, manga y esa síntesis extraña que existe entre ciertas culturas latinas donde la influencia de oriente esta presente en los rasgos, los valores, el sincretismo cotidiano de los diversos planos

terrenales, celestiales y subterráneos.

Su obra hace rato va y vuelve entre el espacio y el papel, el bordado, las esculturas blandas, los dibujos, los collages e intervenciones que se escapan y cobran vida a través de sus sujetos peronistas, calaveras de peluche, cortinas colgantes que enhebran diseños de otros sujetos que entre papel, plástico, lanas y peluches nos van haciendo parte de su fauna: zombies, momias, serpientes, calaveras, huesos, bambis, peronistas, súper héroes, perros, gatos y vaqueros conforman una cofradía con la cual fácilmente nos sentimos integrados.

Su producción nos permite acercarnos al arte contemporáneo desde un costado ameno, nos deja entrar en su mundo fantástico que de alguna manera se alimenta de las fantasías de los miedos de la infancia y de la magia del poder de la muerte como anima que actualiza a cada instante el presente.

Lucera: Gabriela Barrionuevo

Video instalación

El proyecto D.cube  de Barrionuevo reúne en una caja de luz una serie de registros urbanos tomados al azar, de forma  casual, con instrumentos de captura no profesionales (celulares, cámaras fotográficas de uso doméstico, etc.). Su edición incorpora  los errores como parte fundamental del lenguaje acentuando la subjetividad de la mirada del que transita la ciudad absorbiendo a veces sin darse cuenta   el color de las estampas digitales desplegadas en nuestro recorrido frecuente; aquí las imágenes fijas son generadas y  manipuladas, llevando a veces al máximo la saturación y las huellas del efecto.

La experimentación con  el lenguaje audiovisual instalado en el espacio es parte de uno de los intereses fundamentales de Gabriela quien lleva al máximo su uso del espacio desde un abordaje digital.

Anuncios